Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Domingo 25 de agosto de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Abanico de luces. Lebami
Viviana Sánchez
Bella Vista - Argentina
Queridos amigos: lectores, escritores, artistas, curiosos... Sean todos bienvenidos!!!
Algo de mi... soy una mujer de 47 años, agradecida a Dios por la vida y los afectos. Me gusta la lectura, informarme, comunicarme, expresarme, y pasarla bien sola o en compañia.
Me apasiona escribir sobre diversos temas y estilos, lo hago desde los 14 años, cuando descubrí este amor gracias a una profesora de literatura, Adriana Meneghetti, que vió mis primeros escritos y me alentó a seguir. Publiqué algunos trabajos en el semanario "El extranjero" de mi Villa Gesell querida, donde viví 25 años hasta abril de 2007. Fui maestra de 1er y 3er grado en la escuelita n° 6 de Gesell.
Hoy trabajo en una empresa desempeñando mi profesión de enfermera en el ámbito laboral.


* Nunca participé en un concurso literario
* Nunca obtuve un premio
* Nunca dejaré de escribir!
* Mi primer libro, "COMPAÑEROS DE VUELO - ANTOLOGÍA", es un compilado de poemas y relatos breves junto a otros autores y amigos. Más que nada, un sueño cumplido!
Te invito a pasar y a renovar las emociones.

No me molesta que tomes algo que te guste de este espacio, pero tenés que saber, que deberás citar a su autora, aunque se trate de un fragmento, conforme a los derechos de autor. Gracias.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Febrero 2017
Presente perfecto
Mostrar datos Abril 2013
Mostrar datos Marzo 2013
Mostrar datos Febrero 2013
Mostrar datos Enero 2013
Mostrar datos Noviembre 2012
Mostrar datos Enero 2012
Mostrar datos Octubre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Junio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Enero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Mostrar datos Octubre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Enero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Mostrar datos Mayo 2008
Mostrar datos Abril 2008
Mostrar datos Marzo 2008
Mostrar datos Febrero 2008
Mostrar datos Enero 2008
Diseño web

Últimos comentarios de este Blog

08/11/13 | 13:27: Vivi dice:
Muchas gracias!! Hace mucho que no vengo por acá Paki, y siempre es grato enterarme que alguien me ha estado leyendo y se ha emocionado. Por y para eso escribimos... Muchas gracias sinceramente!! Te invito a visitar EL POEMA DE HOY en Facebook. Saludos!!
07/11/13 | 20:36: Paki dice:
Muy bonito, muy profundo, muy grandeeeee
16/04/13 | 17:44: Claudia Prieto (blog alas poéticas) dice:
Muy hermoso el poema. Es un hermoso recuerdo de la infancia lejana y a la vez cercana porque esta en nuestra alma de niños.
Vínculos
Cata
Guía de Buenos Aires (una ficción) Guía de Buenos Aires (una ficción)


Buenos Aires es nao y misterio. Una damisela nacida entre el viento y la garúa. La ciudad ... Ampliar

Comprar$ 90.00

Abanico de luces. Lebami


Sigo por aqui... uno siempre está volviendo a los lugares queridos, y este sin dudas es uno de ellos. Desde enero de 2008, he dejado por estas páginas momentos desesperados y felices, las he usado de refugio un sinfín de veces y es como como el altillo que nunca tuve para mi y mis escritos.
Por eso puedo estar días... meses... sin entrar, pero se que siempre he de volver.

Gracias por hacerme saber y sentir que estás ahí, acompañándome.




Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Memoria circular



Memoria circular

 

La ventana de la casa es una gran pantalla, donde sólo puedo ver la misma vieja película, siempre borroneada. Mis ojos y la distancia... con el tiempo se han reconciliado. La distancia y mis ojos obstinados y cansados de esperarte, que aprendieron a leer las marcas del camino a alguna parte, esa parte a la que no pueden llegar.

 Al menos cada tres meses, más o menos, el paisaje cambia, rota, muta, se transfigura como los días consecutivos de noches, en rueda que gira si final. De alguna manera ese fondo de pantalla tiene sus encantos de amaneceres tornasol, atardeceres de fuego, noches estrelladas, mañanas lluviosas, mediodías tibios, anocheceres gélidos, madrugadas interminables... 

De vez en cuando una mano se levanta agitada y no tan lejos. La mano del cartero que saluda como una suerte de extraña compensación por las facturas que me deja.  Entonces me asomo y educadamente le contesto con un sobrio - ¿Cómo le va Juan? ¿Nunca una de amor?, y él deja escurrir una sonrisa y me dice que cada vez falta menos... Y yo trato de creerle, pero ya no creo... Y entre que me entrega las diversas boletas a pagar me cuenta algo de su vida y en esos cinco, diez, quince minutos me devuelve a la raza humana, a la civilización, a la tierra. Así me entero de los problemas vecinales, de los conflictos municipales, de los últimos casamientos, divorcios, nacimientos, defunciones y hasta de algún cumpleaños de quince. 

Hace tiempo que dejé de ir al pueblo. Hago las compras por teléfono, y me las mandan con un chico que apenas me larga las bolsas en el porche, cobra y sale disparado. Parece que me tuviera miedo o que no le hubieran hablado bien de mí, lo intuyo porque casi ni me mira a la cara. Ni las propinas le han hecho cambiar de idea. Así que Juan se ha convertido en esa visita esperada y obligada que acompaña cada vencimiento.

A veces me quedaba mirándolo marcharse y calculaba: tendrá cuarenta y ocho, cincuenta, cincuenta y cinco..?  Algunos días se lo veía fresquito, sonriente, impecablemente engominado; otras, su rostro anticipaba lo que diría después; me comentaba que no veía la hora de jubilarse y largar la bicicleta para siempre.

Aquel día, era un veintitrés de noviembre. Me levanté temprano. Con una mano regaba las plantas mientras en la otra sostenía un mate, y de tanto en tanto relojeaba el senderito buscando la bicicleta. Pasaron unas horas y supuse que sería uno de esos días atareados para mi cartero, esos que le hacían anhelar el retiro. Recogí la manguera y a los pocos minutos llegaba la camionetita del almacén con el muchacho asustadizo.

Como siempre bajó las bolsas, pero esta vez sus ojos buscaron los míos. Estaban brillantes, inundados y sin más, comenzó a llorar y se me tiró al cuello. Lo abracé instintivamente sin entender lo que sucedía.

-¡¿Qué te pasa querido?! ¡¿Qué te pasa por Dios?!

En cuanto pudo reponerse me lo contó todo. Y mientras escuchaba lo que decía, mi mente no podía o no quería comprender sus palabras ahogadas. Mis ojos se agrandaron y empezaron a llover una  tristeza interminable.

Un camión había atropellado a Juan mientras venía por la ruta a traer mis cartas. Maldije el haberme venido tan lejos del pueblo, maldije a las boletas, maldije al camionero, maldije y maldije, pero no era suficiente...

Todos conocían y querían a Juan el cartero. Mi último amigo, mi último compañero.

El muchacho sacó un papel arrugado del bolsillo y lo puso en mis manos. Todavía temblorosa y consternada pregunté que era aquello, a lo que el chico respondió que lo leyera tranquila cuando el se fuera. Subió a la camioneta y arrancó. Entré a la casa y me sequé los ojos. Me desplomé en el sillón en que lo esperaba por las mañanas, sentada frente al ventanal sin querer creer la noticia que acababa de recibir. Y mientras mi mente divagaba entre la realidad y otros mil pensamientos recordé que tenía que leer el papel que apretaba en mi mano y comencé a hacerlo.

"Señora Laura:

 Yo no se cómo va tomar usted este atrevimiento, pero dado que somos personas adultas y siempre fuimos respetuosos uno del otro, se que UD. no podría interpretar mal mis palabras.

Aunque no lo diga con mi boca, le diré  mediante ésta que todos estos años de venir a su casa han ido acrecentando en mi un afecto particular hacia usted. Sólo quiero que lo sepa, y lo medite, y la próxima vez que venga hasta su casa me permita saber si mis intenciones amorosas son o no correspondidas.

La próxima vez sólo vendré por usted, porque ya me salió la jubilación.

 Sinceramente, Juan."

 

  Desde entonces el sendero lleva y trae lo mejor de los recuerdos, y a veces, me parece que es mi Juan el que regresa, trayendo en sus manos una carta de amor.

 

 


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
15/11/09 | 23:35: gonzalo dice:
muy lindo el relato,cuantas veces uno cumple esos roles. aunque al fin de cuentas , siempre nos vamos solos...
gonrosaspaz@hotmail.com
 
31/03/09 | 23:09: suletrasmonte dice:
Me gustó tu cuento, que vidas desperdiciadas. Hay que hacerse entender cuando uno quiere algo, no hay que dejar que el tiempo devore toda iniciativa.
cavallerosu@hotmail.com
 
31/03/09 | 11:20: Catalina Bas (otoño) dice:
Hola Vivi; Me atrapó tu relato...esas cosas suelen pasar, por tal motivo pienso que nunca hay que guardar un sentimiento, aceptado o no, es importante decirlo a tiempo. En cuánto a éso de cheff ....¿me lo creo?.....Gracias amiga, un besote Cata
catalinagut@yahoo.com.ar
 
31/03/09 | 00:29: marta mazzilli dice:
Vivi....cuánta nostalgia o qué historia tan particular. Los relatos de soledades que se desencuentran me sensibilizan.Lo que no pudo ser. Lo frustrado casi a punto de... Cariños, Marta Mazzilli (el viejo taller )
familiachiaravieyra@yahoo.com.ar
 
Últimas entradas del mes
23/08 | 08:50 EROS de mañana
20/08 | 20:19 Ritmos
19/08 | 22:54 Dolor de amor
11/08 | 18:30 Dulce egoísmo
11/08 | 15:49 Impaciencia (Toditas las tardes)
28/08 | 10:30 Experiencia
27/08 | 00:53 Desmedida
17/08 | 04:27 Te dedico un poema
14/08 | 01:23 Un día te descubrí... Catalina.
11/08 | 21:16 Sincericidio
05/08 | 16:32 Veo
05/08 | 01:32 Geisha
03/08 | 02:56 Los poetas futuros
01/08 | 18:35 A dónde
31/08 | 20:28 Invitado
31/08 | 07:10 Jugando
24/08 | 10:34 Señorita Elena. Vidas con propósito.
20/08 | 00:01 Señor, manda la lluvia. Ruego popular.
18/08 | 14:16 Ejercicio final
18/08 | 13:33 Ejercicio
18/08 | 06:28 Si
16/08 | 18:38 LA MAFIA
16/08 | 13:38 Dulce trampa
16/08 | 00:46 Fotolog -sin imagen-
15/08 | 08:47 Todavía
14/08 | 00:26 Oscuridad del hombre
13/08 | 00:13 Estigmas Inspirada en una obra de mi amigo Arlane.
11/08 | 22:44 Mi reclamo, nuestro reclamo.
10/08 | 18:36 Tanguera querida, que los cumplas muy felíz!!!
09/08 | 05:53 ¡¡¡¡¡Por otro año de abundancia!!!!!!
09/08 | 01:06 Si tienes comida, agua, vestido, un hogar, un trabajo, no olvides esto... se agradecido con la vida que te ha tocado.
08/08 | 08:23 Hoy, 8 de agosto.
08/08 | 07:33 Reparto
07/08 | 23:32 Caer... y seguir
07/08 | 04:59 Mujer con alas
06/08 | 23:03 Cara y seca
06/08 | 01:40 Aprenderás...
05/08 | 04:32 A solas.
03/08 | 17:14 A cualquier edad...
02/08 | 19:00 Espejo natural


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS